Visitamos la casa de Jane Birkin en Saint-Germain-des-Prés

Visitamos la casa de Jane Birkin en Saint-Germain-des-Prés

28 · 11 · 23

Revivir la elegancia y el encanto de la casa de Jane Birkin, ubicada en el icónico barrio de Sant-Germain-des-Prés, en los años 90, es posible. En este artículo se explorarán los detalles encantadores y el espacio lleno de personalidad que aún reflejan el estilo inconfundible de Birkin.

¿Quién es Jane Birkin?

La actriz y cantante británica Jane Birkin es recordada por una carrera de éxitos que inspiró a otros artistas y a públicos de varias generaciones. 

Tras su fallecimiento, a los 76 años, se le recuerda por su participación en las cintas Passion Flower Hotel (1965), Blow-Up (1966), Wonderwall (1968), Slogan (1969) y Je t’ aime, moi non plus (1975), que, pese a haber sido censurada por el Vaticano a causa de su contenido explícito, se volvió un símbolo de las décadas de los 60 y 70. 

Sin embargo, esta área no fue la única que exploró la actriz y cantante anglo-francesa.

6 elementos decorativos de la casa de Jane Birkin en Saint-Germain-des-Prés

Al coincidir Jean-Louis Dumas, director ejecutivo de la firma Hermès, en un vuelo de París a Londres, en 1984, el encanto de Jane pasó a ser un referente en el mundo de la moda. De hecho, tiempo después ella se transformó en la inspiración para crear el diseño de la Birkin Bag, el modelo icónico de Hermès.

Pero el aura enigmática de Jane alcanzaba todos los espacios, principalmente aquellos en los que habitó. Esta huella ha quedado en los interiores de su casa de Saint-Germain-des-Prés, en una variedad de elementos decorativos:

1. Papel pintado

Aunque este material se originó en el siglo XVI para ser utilizado en armarios y habitaciones pequeñas, desde principios del siglo XX se emplea en todas las habitaciones como un statement en la decoración de interiores. Jane Birkin lo sabía y usó este recurso como una experta, llevándolo a otras áreas como la cocina.

2. Cortinas de brocado

El jacquard o brocado francés es un tejido en el que se utilizan distintos tipos de hilo de colores que crean un diseño con textura sobre una tela pesada, logrando así una mezcla de lujo, originalidad y tradición, cualidades también presentes en la personalidad de Birkin.

3. Bibelots

Se conoce con este nombre a una variedad de objetos decorativos que incluye juguetes, estatuillas y todo tipo de miniaturas. Como parte de la cultura visual del siglo XIX no tienen una función específica, pero son portadores de historias secretas; de ahí que causen fascinación.

Los bibelots en la casa de Jane Birkin recogen anécdotas de su paso por el mundo y de las experiencias que lograron cautivarla.

4. Textiles de lujo

Como podía esperarse de una fashionista, Birkin fue una conocedora de los textiles de alta gama, por lo que no pasaban desapercibidos en su casa los manteles, mantas y muebles tapizados.

5. Esculturas de bulldogs

Este es otro de los complementos favoritos de Jane y está inspirado en Dora, su mascota. Las esculturas le aportan un toque bohemio, divertido y un sello distintivo a su estancia.

6. Cestas de mimbre

Las cestas de mimbre fueron uno de los accesorios estrella de Birkin y este aire bohemio se trasladó de su imagen personal a sus espacios.

Para fortuna de los admiradores de su estilo, las cestas de mimbre volvieron a estar en tendencia, tanto en el street style como en decoración de interiores, donde se emplean como revisteros, centros de mesa u organizadores.

A la manera de la artista y musa a quien hemos dedicado este viaje, en Exxacon entendemos los espacios como extensión de la personalidad de quien los habita y del barrio en el que se emplazan, por lo que diseñamos con pasión, buscando la representatividad.